Decorar con libros

La lectura es uno de los grandes placeres de la vida para muchas personas. Cultura, arte y ciencia se unen de forma simple y al alcance de todos. Es muy normal que en las casas haya libros por todas partes, habitaciones salones, despachos… Son un elemento más de nuestro hogar y se pueden usar para decorar.

Existen diversas formas en las que podemos guardar y almacenar los libros en nuestro hogar. Podemos colocarlos en baldas, estanterías, sobre muebles o bien crear algún tipo de mueble o soporte con ellos.

En el caso de las baldas, algunos de esos gruesos libros que ya han sido leídos y no existe intención de volver a leer puedes convertirlos en perfectas baldas o estanterías recicladas para las paredes de tu hogar. Solo tienes que unir las contraportadas de los ejemplares que hayas elegido con los soportes metálicos en forma de L y fijarlos luego sobre la pared.

Para las estanterías, el mero hecho de verlas repletas de libros da un aire familiar, acogedor y cálido que resulta de lo más decorativo. La multiplicidad de colores, formatos, tamaños y diseños combinados sobre la gran superficie de la pared hará que éstas tomen parte del protagonismo de la estancia.

También podemos colocarlos sobre las mesas de centro de la sala, sobre mesas de noche o bien armar con ellos mesas o soportes para los rincones de lectura o las oficinas en casa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*