Restauración de madera

Las maderas suelen ser una parte muy importante en la decoración de un hogar y hay que tener en cuentas dos aspectos fundamentales en cuanto a su elección: su durabilidad que es la resistencia ante la exposición al aire libre, la contracción y dilatación del material y su fortaleza que depende de la cantidad de resinas, taninos y aceites que contenga su tejido de forma natural.

Según su dureza, las maderas se pueden clasificar en:
DURAS: Ciprés | Lapacho | Teca | Wenge.
MEDIA: Cedro | Caoba | Roble.
BAJA: Cerezo | Eucalipto | Haya.

El primer enemigo de la madera es la radiación solar, que degrada progresivamente las resinas de los productos que se le suele aplicar como protección. Cuanto más pigmento (tintura) tienen estos productos, mayor es la absorción y degradación de la madera. Por esta razón, es recomendable buscar alternativas sin coloración para muebles de exterior. Un buen producto de limpieza para la madera debe cumplir con las siguientes características:

– Ser efectivo contra los insectos y hongos que coman la madera.
– No ser perjudicial para el medio ambiente.
– Ser compatible con la aplicación de otras pinturas y barnices.
– Que no afecta las propiedades de la madera, ni deje olores residuales.
– Debe mantener su acción protectora a través del tiempo.

Esta es una buena forma de decorar, y es que se trata de una alternativa, por lo que si estamos cansado de lo tradicional, esta es una forma de cambiar con lo establecido, por lo que además de quedar muy bien, estaremos dándole u giro a nuestro hogar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*