¡Consigue la máxima limpieza con un aspirador de agua!

No cabe duda alguna de que la limpieza a vapor ofrece diferentes ventajas que no aportan otras formas de desinfección. Entre ellas, el hecho de poder conseguir la máxima limpieza sin necesidad de utilizar ningún producto adicional.

¿Cómo funciona el limpiador a vapor?

Aunque existen distintos modelos de limpiadores a vapor, el funcionamiento es básicamente el mismo en todos ellos. Estos cuentan con un depósito de agua, que se calienta hasta alcanzar varios bares de presión y temperaturas por encima de los 200 grados.

Las altas temperaturas que alcanza el aspirador de agua son lo que permite conseguir un vapor seco que limpia y además desinfecta, eliminando así gérmenes, ácaros, etc., sin tener que usar ningún producto químico.

Por otro lado, la limpieza mediante vapor a presión da la posibilidad de desincrustar la suciedad y limpiar superficies de todo tipo en profundidad. Se puede llegar incluso a rincones a los que, de otra forma, resultaría prácticamente imposible.

Aspirador de Agua

¿Cuál es el mejor aspirador de agua? Depende de lo que busques

Existen diferentes tipos de limpiadores a vapor, pensados para cada situación. La mayor parte de ellos cuentan con una gama de accesorios que permiten limpiar distintos materiales.

Las limpiadoras a vapor convencionales tienen la misma apariencia externa que un aspirador, pero su funcionamiento es completamente distinto. En lugar de aspirar, liberan un vapor de agua a temperatura elevada, mediante una mopa articulada que permite limpiar fácilmente y con excelentes resultados los suelos de toda la casa.

Pero si lo que se busca es limpiar todos los suelos del hogar de manera rápida y cómoda, la mejor elección es la escoba de vapor. Su funcionamiento es similar al de la limpiadora de vapor, pero presenta la forma y ergonomía de una escoba o de un aspirador de pie.

Por su parte, las aspiradoras con función de vapor combinan la acción de un aspirador con la de un limpiador de vapor. De esta manera, dan la posibilidad de aspirar residuos de toda clase, sólidos  líquidos, después de poner en marcha la función de vapor para obtener los mejores resultados de limpieza sin ningún tipo de producto químico.

Los limpiadores de vapor portátiles son una buena opción para quienes no quieren tener que su sistema de limpieza ocupe tanto sitio en casa. Aunque cuentan con dimensiones reducidas y funcionan sin cables, hay modelos especialmente potentes, que contribuyen a eliminar esa suciedad que tanto se resiste: la de las ventanas, juntas de azulejos, campanas extractoras, hornos, mantas, y un largo etcétera de elementos de difícil limpieza. A este limpiador no se le resiste nada, y como no tiene cable, se puede utilizar por toda la casa, e incluso limpiar el coche con él.

¡Limpiar sin químicos no tiene precio!

Con independencia de en qué tipo de limpiador se esté interesado, hay que tener presente siempre que la ventaja principal de este sistema es poder limpiar y desinfectar sin necesidad de utilizar ningún producto químico. La acción del vapor seco y caliente es más que suficiente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*