Cómo decorar las paredes y el suelo de un hogar alquilado

Antes de nada es importante hablar con el propietario para saber qué podemos hacer y qué no. Hazle todas las preguntas que quieras en el momento de firmar el contrato de alquiler.

Se pueden decorar paredes sólo si: Utilizas pinturas neutras: blanco, crema, satinados, etc. y sus variantes. Estas tonalidades son sencillas y añaden luz, además destacan cualquier tipo de decoración. La buena noticia es que sí se pueden pintar todas las paredes del hogar sin la autorización del propietario.

Lo mismo para los papeles pintados. Puedes poner todos los que quieras, siempre que sean discretos. En cuanto a la distribución no podemos hacer nada. La forma de la vivienda no se puede modificar. Así que queda terminantemente prohibido dividir el espacio o agrandar una habitación.

Que el parquet el parquet o la moqueta sean feos no significa que podamos deshacernos de ellos. Para reformas de este tipo es mejor contar con su consentimiento y si puede ser por escrito, mucho mejor. Si no te gusta el color de las baldosas y quieres cambiarlo, una vez más, debes contar con el acuerdo del propietario. Por lo general, si crees que los cambios en el suelo o las paredes van a ser significativos lo mejor es ponerlos por escrito en un documento que deberá ser firmado por ambas parte y siempre que el propietario te haya dado su consentimiento por adelantado. Así evitarás conflictos en el momento de analizar el estado en el que queda el piso cuando te vayas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*