Cómo Decorar un Salón de Estilo Nórdico

El estilo nórdico es uno de los preferidos, especialmente, durante el otoño y el invierno puesto que en estos momentos, el hogar se convierte en el mejor refugio de luz en contraste con los días cortos de estos meses. El salón es una de las estancias de la casa de uso común que tiene más importancia en la convivencia familiar. ¿Cómo darle un toque nórdico escandinavo?

Cómo Decorar un Salón de Estilo Nórdico

Cómo crear la estética nórdica

Por ejemplo, integra los estampados geométricos para dar un toque personal a la estancia. Cojines con formas originales para dar un extra de color a los sofás.

Además, integra la máxima de menos es más para crear un cuarto de estar amplio y diáfano en el que cada elemento tiene un significado propio, es decir, aporta luz. Así como en moda la combinación bicolor de blanco y negro es una tendencia omnipresente, del mismo modo, esta elección también es elegante en decoración. De hecho, seguir este esquema de colores es una buena fórmula para seguir una coherencia en la elección de los detalles del salón.

Si eres un amante de la madera porque este suelo inspira emociones agradables como la tranquilidad, entonces, los muebles de este material son un básico para este estilo de decoración. Por ejemplo, puertas y ventanas de madera en color blanco.

Pinta las paredes del salón del color blanco. Si quieres un tono alternativo, entonces, debe ser un color que se aproxime lo máximo posible a este ideal. Apuesta por un mobiliario funcional, de líneas rectas y sin demasiados detalles y cajones. Puedes dar un toque de color al salón a través de detalles concretos como la alfombra, la lámpara, los cojines…

Lo ideal que es que el mobiliario no ocupe toda la estancia sino que quede espacio libre. El estilo nórdico sigue la esencia de muebles prácticos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*