Lección 7: Techos, paredes, suelos y ventanas

Techos, paredes, suelos y ventanasSi bien la decoración se refiere a adornar o embellecer, el verdadero arte consiste en combinar las partes que componen un ambiente. En este sentido, el de recrear una agradable y funcional, los componentes fundamentales son las paredes, suelos y ventanas.

Las paredes tienen gran importancia decorativa, ya que con un pequeño cambio sobre ellas, se consigue un ambiente totalmente distinto. En este sentido, la pintura es el método más rápido y económico de cambiar y decorar una pared.

El empapelado es también otra de las opciones, aunque requiere una inversión mayor que la pintura, pero resulta más atractivo. Los cuadros y láminas decorativas visten las paredes de una forma más rápida y efectiva, y su gran ventaja es que son fácilmente removibles e intercambiables. Los adhesivos, zócalos, paneles y cerámicas son otras alternativas.

Si bien la decoración de las paredes es importante, no hay que de lado el suelo, y lo difícil que es escoger el apropiado para cada ambiente, según las funciones que cumplen.

Los baños, por ejemplo, son lugares que se ensucian con facilidad. Por ello, el suelo por el cual debe optarse puede ser de gres, que dan un aspecto limpio y fresco, o suelos preparados para repeler el agua.

También están los suelos decorados, pero sólo recomendables en habitaciones grandes. Mientras que los colores oscuros o fuertes, bien combinados, producen un buen efecto, siempre y cuando no se pierda de vista el resto de la decoración.

La importancia de las ventanas en la decoración reside principalmente en la iluminación del ambiente. Un lugar bien iluminado por la luz natural, invita a ser disfrutado. Si se trata de una ventana pequeña, se puede atrapar la luz usando cortinas claras. Muebles y pisos claros también ayudan a  absorber la luz.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*