Diferencias entre disco de diamante y disco de corte

Los discos de corte son una de las herramientas más versátiles dentro del mundo de la ferretería, tanto a nivel industrial como para bricolaje doméstico. Un disco de corte permite lijar, cortar y devastar todo tipo de materiales. Sin embargo, su amplio rango de precios hace que adquirir un nuevo disco de corte suponga una decisión complicada, que puede tener malas consecuencias posteriores en cuanto a la calidad de los acabados o la durabilidad del propio disco.

¿Cómo elegir el disco de corte más adecuado para tu proyecto? Entre los factores a tener en cuenta figuran el diámetro de la radial o amoladora, el diámetro interior del disco y su capacidad máxima de trabajo, el material sobre el que vamos a trabajar y el tipo de uso, más o menos intensivo. En cuanto al presupuesto, debemos considerar cuanta mayor calidad y durabilidad precisemos, más rentable resultará invertir en un disco de corte de calidad.

disco de diamante y disco de corte

Tipos principales de disco de corte

Existen discos de corte universales, adecuados para los materiales de construcción más habituales, pero los materiales delicados, como el porcelánico o el mármol, exigen un disco de corte específico para ese trabajo. Los discos de corte más habituales son los discos de metal y los discos de diamante. Los primeros son discos de corte fabricados a base carbono, carborundum o corindón y destacan por su gran versatilidad para trabajos de corte y devastado de todo tipo de metales.

Por su parte, un disco de diamante tiene una base de acero con partículas de diamante en su diámetro exterior. Este tipo de disco de corte permite obtener una gran precisión y velocidad de corte en materiales de gran dureza, como el hormigón o la cerámica. Un disco de diamante puede suponer una inversión considerable, por lo que antes de realizarla debemos asegurarnos de que se trata de la elección más adecuada para nuestras necesidades.

Según su acabado, podemos diferenciar entre discos de diamante continuos, con partículas distribuidas uniformemente por todo el diámetro exterior del disco de corte; segmentados, de alta precisión, idóneo para materiales delicados; y turbo, con bandas almenadas. Un disco de diamante turbo ofrece prestaciones intermedias entre la gran calidad de los acabados de los discos continuos y la durabilidad y rendimiento de los segmentados.

Un disco de corte para cada trabajo

El mercado actual ofrece un inmenso catálogo de referencias de discos de corte. Además de consultar las especificaciones técnicas del fabricante, es recomendable solicitar asesoramiento profesional en tu ferretería o tienda de ferretería online habitual sobre el disco de corte más adecuado para tus necesidades específicas. Además, existen productos abrasivos que pueden ayudarte a mejorar el resultado final.

Apostar por marcas reconocidas y fabricantes de calidad es una buena garantía de rentabilidad y resultados de calidad. Teniendo en cuenta su relación calidad-precio, los expertos en ferretería profesional destacan firmas como 3M, con productos como su disco de corte cerámico Cubitron, o PFERD, con una amplia gama de productos abrasivos y discos de corte para todo tipo de trabajos, como su línea de uso industrial SG; PSF, adecuada tanto para uso industrial como bricolaje moderno, o los discos de corte SGP, para trabajos especiales.

Como conclusión, podemos decir que no existe un mal disco de corte, sino discos de corte inadecuados para determinados trabajos. Tanto si eres usuario de una tienda de ferretería online como si prefieres los establecimientos tradicionales, consultar con un experto en ferretería te ayudará a encontrar el producto más adecuado a tus necesidades específicas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*