Suelos de madera y calefacción: trucos para mantener tu hogar confortable

Uno de los aspectos esenciales para lograr que nuestro hogar resulte un lugar confortable en el que sentirnos cómodos después de una larga jornada es la climatización. Si bien las temperaturas elevadas resultan un incordio si no contamos con un buen sistema de aire acondicionado, el caso que nos ocupa está centrado en los meses de frío invernal y va dirigido a obtener calefacción sin que suponga un gasto exorbitado en la factura de final de mes.

Aunque normalmente, cuando pensamos en climatización, nos situamos automáticamente en áreas como el salón y el comedor, lo cierto es que hay otra zona de la casa en la que resulta muy importante tener en cuenta los sistemas de calefacción: nos referimos a los aseos y cuartos de baño. Los baños son habitaciones de la casa que resultan algo más sensibles a las bajas temperaturas que otras, y precisamente en ellos necesitamos que la temperatura sea óptima para que ducharnos y asearnos no suponga un mal rato diario. Es por esa razón que plantearse una reforma del aseo para obtener una mejor climatización puede resultar una idea muy interesante.

Gas Natural

Suelo de madera en el cuarto de baño

Para evitar que el baño continúe siendo una habitación gélida, una reforma que implique suelos de madera y un buen sistema de climatización cambiaría radicalmente el ambiente. Los suelos de madera en el baño son una tendencia cada vez más al alza; normalmente, cuando pensamos en estos cuartos, casi siempre se nos vienen a la cabeza suelos fríos de baldosa o azulejo, cuando precisamente la madera tratada implica un efecto elegante y mucho más cálido. La madera ayuda a gestionar mucho mejor la temperatura que experimentamos en este cuarto y su instalación no requiere una gran obra.

Gracias a esta reforma es posible obtener un espacio remodelado mucho más acogedor y que sin duda hará que tus sesiones de aseo se vuelvan mucho más agradables.

Calefacción en el cuarto de baño

Seguro que muchos de vosotros habéis experimentado alguna vez la desagradable sensación de salir de ducha y notar muchísimo frío; las temperaturas en invierno son bajas, nuestro cuerpo está mojado y, si nos duchamos por la mañana, lo más probable es que también nos encontremos destemplados tras las largas horas de sueño. Instalar calefacción en los cuartos de baño supone un cambio esencial en la manera de convivir en nuestro hogar; más allá de la climatización en otras estancias donde pasamos la mayor parte del tiempo (salón, dormitorios), cuidar la temperatura del cuarto de baño nos evitará malas experiencias.

La calefacción en estos cuartos no tiene por qué suponer un gran aumento del coste que nos supone la climatización a final de mes. Por norma general, los aseos son cuartos de pequeñas dimensiones, con lo cual se tarda muy poco en obtener una temperatura agradable sin que suscite un gran gasto. De esta manera, no sólo haremos de la rutina diaria algo mucho más agradable, sino que evitaremos resfriados debidos a los cambios de temperatura bruscos.

Con tal de elegir la mejor climatización para nuestro hogar tenemos diversas opciones a sopesar; una de las que proporcionan un mejor rendimiento y un óptimo cuidado medio ambiental es el gas natural. Escoger entre los diferentes tipos de calderas, optando por modelos con tecnología punta que apuesten por una eficiencia energética acorde al rendimiento y al consumo, harán que vivir en nuestros hogares se vuelva una experiencia que disfrutar a diario y con la temperatura que nosotros prefiramos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*