Armonizando nuestro hogar con Feng Shui

Armonizando nuestro hogar con Feng Shui Que nuestra casa tenga un buen trabajo de Feng Shui es lo contrario a atiborrarla de cosas de dudoso origen chino, mas mezclados con las supersticiones que con la milenaria técnica del equilibrio espiritual.

Lo primero que se debe hacer para que podamos tener una buena ración de luz es desprendernos de todo lo que no es realmente necesario. Debemos crear espacios, vacios especiales que luego llenaremos con objetos que tengan significado real y nos colmen el alma y el espíritu.

No tenemos porque esperar a que por una mudanza sea obligatorio remover objetos que llevan mucho tiempo a nuestro lado pero que no nos aportan positivismo; decidirnos de una vez a desprendernos de ellos significa abrir nuestra mente y nuestro corazón a nuevas experiencias.

En cuanto a los colores para la decoración no existen colores Feng Shui, pero siempre es mejor decidirse por los tonos pastel que le darán mayor luminosidad y sensación de amplitud a los ambientes.

Las formas se deben elegir de acuerdo a las necesidades y gustos de las personas que habitan ese hogar en particular, teniendo en cuenta que según el Feng Shui el agua está representada por lo sinuoso e irregular, lo picudo es el fuego, el metal es ovalado o curvo, la tierra es lo cuadrado o cúbico y la madera lo rectangular o lo alto.

Para saber qué elementos incluir o qué no poner, debemos sumar a estos conocimientos un toque de sentido común: si tenemos niños pequeños, los adornos a ras del suelo con picos o irregularidades están descartados, en cambio las formas redondeadas serán ideales para la decoración y nuestra tranquilidad.

En cuanto a la simbología Feng Shui, el mejor consejo es que antes de realizar los toques finales, proyecte mentalmente sus metas y anhelos y compruebe que la decoración de ese espacio que usted creó, está proyectada para alcanzarlas.

Foto gentileza de: spanish.china.org.cn

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*