Cuáles son las claves para lograr el estilo Farmhouse?

Este estilo tiene su origen en Norteamérica, en las zonas rurales y agricultoras donde la decoración que predomina es lo rústico, las maderas y la naturaleza. En la actualidad, este estilo llama mucho la atención a la hora de decorar y personalizar tu hogar o espacio favorito. El Farmhouse se caracteriza por crear ambientes que dan la impresión de hogareños y cálidos. Se utilizan muebles recuperados, con líneas y ángulos sencillos, mucha presencia de la madera y en su aspecto más crudo o natural, piezas tradicionales del campo (ejemplo: en la cocina no pueden faltar una alacena) detalles vintage, elementos de la naturaleza y objetos reciclados. Este estilo se adapta a lo que desees: un estilo rústico y de granja o más bien urbanizado y «moderno. Hoy te damos algunas claves para que puedas decorar tu casa con el estilo Farmhouse.

1) La paleta de colores: Blanco

Casi todos los elementos que podemos observar son blancos. Los colores estrella del estilo Farmhouse son el blanco y los beige, por eso la decoración termina siendo muy luminosa y sosegada. Estos colores neutros son la base de toda la decoración que podrás utilizar después, teniendo la seguridad de que no se verá cargado.

2) Colores de contraste

A la base neutra le falta vida, ¿no es así? El Farmhouse se conoce por agregar sencillos toques de colores que llamen mucho más la atención: como el rojo, turquesa o amarillo. Piezas únicas de estos colores van a volver el espacio mucho más colorido y alegre.

3) El material estrella

Las construcciones rurales a la que se remontan este estilo, son la inmensa mayoría de madera, es por esta razón que este estilo decorativo le seda mucho protagonismo a este material. No solo lo veremos en el suelo, sino también revistiendo las paredes, en los jardines, en los muebles y piezas decorativas.

4) Muebles muy rústicos

Los muebles con esencia de campo y envejecimiento no pueden faltar en un hogar decorado con este estilo. Se puede jugar en lugares como el comedor, utilizando una mesa con aspecto vintage o un color madera oscuro, con la cama, escritorios, estantes y las escaleras. Todo mueble que se luzca en el hogar debe dar el aspecto rústico y desgastado típico.

5) Flores en todo lugar

Pueden ser utilizadas en grandes ramos naturales, en flores secas, en estampas y en paredes, las flores no pueden faltar en una decoración de este estilo. Las flores sencillas, como margaritas o tulipanes son las que predominan y mejor van con el resto de elementos.

6) Líneas, rayas y cuadros

Otra opción por la que puedes optar para agregarle texturas y estampados a tu espacio son los cuadros y las rayas, ya sea en almohadas, como en plaids, mantas e incluso tapicerías. De colores no muy llamativos como el negro, el azul oscuro o el verde militar. Deben ser estampados que no opaquen al resto de la decoración, ya que son utilizados para elementos puntuales y no como piezas decorativas principales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here