¿Cómo elegir el suelo laminado para mi piso?

Entre las tendencias actuales de decoración y creación de ambientes, los suelos laminados han ido ganando popularidad gracias a sus múltiples ventajas en cuanto a calidad y precio. Si estás pensando en renovar tu piso y quieres conocer las mejores alternativas para hacer valer tu presupuesto, no dudes en consultar las variedades de suelos laminados Paviservi, que se ha destacado de otras firmas por ofrecer su propia marca con precios competitivos y una interesante variedad de acabados y estilos. Ten en cuenta que la elección de un suelo laminado no tiene que ver únicamente con el color, sino que incluye una serie de características y beneficios que seguro te convencerán a la hora de elegir este tipo de suelos.

Beneficios y características del suelo laminado

La elección de un tipo de suelo para tu piso es fundamental a la hora de crear un estilo decorativo propio. En los últimos años, la elección del suelo laminado se ha vuelto muy popular gracias a su combinación de calidad y precio, emulando el aspecto del suelo tradicional de madera, pero con características que le brindan un precio más accesible, facilidad para su cuidado y mayor resistencia.

El suelo laminado es una especie de pavimento especial que se fabrica con resina de alta densidad y madera prensada, logrando ofrecer mayor resistencia al desgaste y al impacto. Son suelos muy elegidos porque imitan diversos tipos de madera natural y le dan un aspecto cálido y confortable a los espacios.

Hay una amplia variedad de beneficios en este tipo de pisos, pero a su vez, las mejores marcas de suelo laminado en calidad-precio ayudan a escoger con una gran capacidad de diversificación y personalización el tipo de espacio que deseamos en nuestras habitaciones, salas o estudios.

Son suelos económicos, que permiten disfrutar de la calidez de la madera pero a un coste accesible. A su vez, son muy estéticos y están fabricados con materiales derivados de la madera para imitar y replicar estilos y propiedades, logrando capacidades de estilo y acabado final muy interesantes y variadas.

El suelo laminado es mucho más resistente que el suelo de madera tradicional, pero también ofrece ventajas prácticas: no necesita el retiro del pavimento anterior para su instalación. Entonces, cuando deseemos poner suelo laminado nos ahorramos el estado de obra de la casa, uno de los principales motivos que terminan alargando la decisión de cambiar el suelo. Se instala con un sistema de clic que hace extremadamente simple su colocación definitiva.

Además, el suelo laminado tiene un mantenimiento básico, no hace falta barnizar ni acuchillar las piezas. Utilizan un sistema de sellado que evita la filtración de agua y una capa superior de resina para que la limpieza sea extremadamente simple.

Si a esto le sumamos los precios mucho más accesibles que el parqué tradicional, el resultado es un tipo de suelo atractivo para decoración de espacios de trabajo, habitaciones o salas de estar, con gran calidad, fácil mantenimiento y precios accesibles. No hay excusa para no empezar a pensar en los mejores suelos laminados para tu propio hogar.

Consejos para elegir el suelo laminado

A continuación vamos a hablarte de algunos de los principales criterios a tener en cuenta para elegir el suelo laminado para tu pisco.

Color del suelo

Actualmente es muy común el uso de colores claros como los grises y beige pero también los blancos. Son colores que están de moda y que darán mucha más luminosidad a tu piso.

Eso sí, a gustos colores, así que el color dependerá de cada persona. Los tonos oscuros ofrecen una mayor calidez y seriedad. 

Uso del suelo laminado

Los suelos laminados se clasifican en función de su dureza con la nomenclatura AC, cuanto más alto sea el número mayor será su resistencia. Así que debes tener en cuenta a quién va destinado ese suelo así como si por ejemplo le puede caer o no agua para adaptar la resistencia del suelo a tus necesidades.

Los suelos AC3 son los menos resistentes y poco demandados, se pueden usar por ejemplo en segundas residencias en las que solo vayamos durante un corto tiempo al año.

Los AC4 son los más demandados dentro de los suelos laminados baratos, estos ya se pueden usar en viviendas en las que residamos durante todo el año.

Los AC5 cuentan con un nivel de resistencia alto, usados en pisos particulares en los que residamos durante todo el año y queramos un suelo que dure años.

Por último los AC6 son los más resistentes, aconsejados para aquellos particulares que quieran un suelo de la mayor calidad o bien para tiendas y negocios.

Grosor del suelo laminado

Igual que la dureza debemos tener en cuenta el grosor del suelo según la intensidad de uso. En líneas generales un grosor de 6 a 7mm se aconseja para uso esporádico, habitaciones como el dormitorio que tienen menor tránsito.

Grosores de 8 a 10mm ya pueden considerarse para un uso recurrente y las lamas de 12mm son aconsejadas para uso intensivo.

Otras características de los suelos

Comentadas las principales características para elegir el suelo laminado, podemos también fijarnos en el sistema de fijación, por ejemplo si es en clic su instalación es mucho más rápida y sencilla.

Algunos suelos vienen con tratamientos específicos para necesidades de determinadas personas como pueden ser los suelos antibacterianos, suelos antiestáticos para evitar descargas eléctricas y reducir la acumulación de polvo, o antirrayadas para evitar arañazos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here