Consejos y tips para lograr un jardín único

Dar los primeros pasos en la creación de un jardín puede resultar abrumador. Afortunadamente existen diversos expertos y consejos que puedes aplicar fácilmente a tu práctica botánica para darle a tu jardín una identidad única y conseguir que las plantas y flores que elijamos, crezcan sin problemas. En este post, vamos a explorar cuáles son las mejores características a tener en cuenta para que tu jardín luzca sano y hermoso.

Posicionamiento y luz solar

La clave indispensable para un buen jardín, es el posicionamiento de las plantas de acuerdo a la recepción de luz solar. Cada tipo de planta tiene sus necesidades y requisitos de luz solar, agua y nutrientes, y el primer paso para poder brindarle todo lo que necesita, es ubicarlas bien según la luz solar que recibirá.

Dependiendo de las plantas, las horas de luz solar pueden oscilar entre 6 y 8 horas. La mayor parte de plantas vegetales requiere mucha exposición solar. Por eso, antes de plantar, es conveniente analizar cómo llega la luz durante el día, que árboles o edificios la obstruyen, y a partir de ese dato, elegir dónde colocar las plantas.

Cuando recién empezamos a crear nuestro propio jardín, es recomendable arrancar con un tamaño reducido. De esta manera, podemos realizar con cuidado cada paso, aprender las técnicas y luego ir ampliando el alcance.

Desarrolla un suelo saludable

Si bien el agua y la luz solar son los ingredientes fundamentales para el crecimiento de tu jardín, no hay que descuidar el suelo. De allí obtendrán los nutrientes nuestras plantas, y si tenemos un suelo con mala salud, eso se reflejará en nuestras plantas.

Para mantener la tierra fresca y húmeda, conviene mantener siempre la cama del jardín cubierta con mantillo. Además, la mala hierba no crece tan fácilmente. El mantillo es fundamental para que el suelo se mantenga vivo y con pocas perturbaciones, allí habitan organismos que se encargan de devolver a la tierra parte de los nutrientes que nosotros extraemos al cosechar. No se recomienda cultivar el jardín, ya que la labranza suele destruir estas formas de vida.

Para empezar, semillas frescas y orgánicas

Si empezamos un jardín de semillas ahorraremos mucho dinero. Los trasplantes en la tiendas suelen ser costosos en comparación, y además con las semillas podemos tener un mayor control sobre sus orígenes y características. Para tus primeros pasos en el jardín, lo mejor es comenzar con semillas frescas, orgánicas y de alta calidad. Presta atención a los tiempos de germinación de cada semilla, para sembrar adecuadamente las plantas y verduras que deseas en tu jardín.

Algunas se pueden guardar y conservar durante años con un nivel de germinación alto, mientras que otras tienen una fecha más corta en la que comienzan a producir con menor intensidad. Si tienes un jardín en el cual puedes sembrar semillas al aire libre, aprovecha al máximo las posibilidades de un jardín natural, con la menor incidencia posible de elementos químicos. Eso ayudará a un crecimiento más estable y de recupero de nutrientes para la tierra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here