Feng Shui y decoración, como llevarlos unidos y con estilo

El feng shui es un antiguo sistema filosófico chino de origen taoísta basado en la ocupación consciente y armónica del espacio, con el fin de lograr de este una influencia positiva. Es parte del llamado shenmiwenhua, que trata sobre cosas misteriosas, secretas e imposibles de ver. Este arte milenario es una herramienta útil que podemos utilizar para protegernos y armonizar la energía vital que fluye a través de nuestro ser y se proyecta en nuestro espacio. Es un estudio multidisciplinario que abarca la arquitectura, la decoración con estilo minimalista en viviendas, la salud, el diseño del paisaje, la psicología ambiental y mucho más.

El Chi es uno de los factores clave de este arte, debemos recordar que el objetivo principal es generar energía positiva en nuestra vida, así que el Chi representa la energía de los objetos, o de una persona. Se divide principalmente en dos elementos clave: El Yin & Yang y los cinco elementos.Cada objeto, cada ser, pensamiento o fenómeno, está compuesto por dos elementos a los que se debe su existencia, desde lo más particular y complejo, hasta lo más extenso y simple. Estos dos aspectos son nombrados como el Yin y el Yang en la cultura China. Son elementos opuestos, son interdependientes, si hay uno hay otro, se consumen y generan mutuamente. Por ejemplo, el Yin se asocia a lo receptivo y positivo, y el Yang a lo activo.

Fuego, agua, tierra, madera y metal son los cinco elementos asociados a los puntos cardinales. Se debe conocer la orientación de la casa para aprovechar el equilibrio según la disposición de las habitaciones, el mobiliario y la decoración. A cada elemento corresponde un color y un punto cardinal. Para lograr beneficios en la salud se puede poner en el este una planta de bambú. Para armonizar y reforzar la relación de pareja, se disponen, en el sudoeste de la habitación, fotos de la pareja como símbolo.

En nuestras casas, como en la vida, sin luz no hay energía. Mejor regular el exceso de luz con el uso de persianas, estores o cortinas que generarla de forma artificial. En el dormitorio, has de invitar al descanso con colores sutiles.Las viviendas deben tener cierta protección y arropo. No son propicios bloques de pisos con la espalda complemente descubierta; sin elementos cercanos que ofrezcan protección bien sea una montaña, otros edificios, o simplemente vegetación.

Cómo está nuestra casa refleja cómo estamos nosotros. Nuestra casa y los objetos que nos rodean son nuestro reflejo, y no podrán ser más equilibrados o armónicos de lo que nosotros mismos seamos.Cambiamos nuestra casa nosotros también cambiamos. Un proverbio chino dice que si nos negamos al cambio estamos produciendo un estancamiento. De la misma manera que nosotros hacemos cambios, cambiamos nuestro alrededor. Resistirse a un cambio fundamental significa que ese espacio no va a ser funcional para esa persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here