8 Razones para decorar tu casa con un papel pintado a rayas

1

Decorar la casa con todas las paredes pintadas de blanco o todas en blanco y una de color es algo muy práctico, pero poco novedoso y bastante común. Este tipo de decoraciones podemos encontrarlas en casi todos los hogares, no tienen mucha complicación y es por ello que optar por decorar la casa con un papel pintado a rayas hará que tu hogar se vea muy diferente.

Ventajas de decorar tu casa con un papel pintado a rayas:

Papel pintado a rayas

– Colores:

Puedes elegir el color que más te guste, combinaciones de varios tonos… por ejemplo en primavera puedes poner colores alegres y en otoño colores un poquito más tristes pero que acompañen a cada estación y le den a tu hogar un toque distinto.

– Tu hogar siempre a la moda:

Puede que un año se lleven las rayas de color morado y al año siguiente ya no te gusten y decidas que te gustan más los flamencos, pues podrás quitar los papeles pintados rayas y poner el que te gusta en ese momento. Si fuesen pintados tendríamos un gran problema pues nos tocaría volver a pintar varias capas de pintura blanca y después volver a dibujar, pero con los papeles la vida es muy más fácil.

– Decoración:

Si no te gusta tener muchos objetos en casa o no te lo puedes permitir un papel pintado arregla todo. Si por ejemplo te apetece ponerlo en el comedor, cuando tengas visitas todas las miradas se irán hacia el papel pintado, será el protagonista de tu salón por lo que no te hará falta hacer grandes inversiones en otro tipo de muebles o artículos de decoración.

– Su uso es muy sencillo:

Recuerdo que la primera vez que fui a poner un papel pintado iba a contratar a un profesional porque la verdad no me veía preparada para hacerlo, sin embargo, el profesional tardaba muchos días en venir y yo siempre tengo prisa… es por ello que estuve viendo varios vídeos en YouTube de cómo podía hacerlo con ayuda de alguien y me ahorré el dinero del profesional.

decorar tu casa con un papel pintado

Si buscas en YouTube verás que poner un papel pintado es muy fácil, sólo necesitaras a un ayudante, un poco de paciencia y los materiales necesarios para que nos quede perfecto (tijeras, cola…).

– Son un clásico:

Si hoy pones un papel pintado de corazones es muy probable que en 3 meses estés ya cansada de él, ocurre igual que con las cocinas que puede que hayas visto una de color rosa y que te encante… sin embargo, prefieres elegirla de otro color porque sabes que en muy poco tiempo te cansarás de ella.

Por ello si optas por papeles pintados rayados no pasarán de moda porque son un clásico, estos crean una ilusión óptica que pueden hacer que la estancia se vea más grande o más reducida según lo que tú quieras. Además, son muy elegantes, combinan a la perfección con diferentes estilos como el nórdico, minimalista… y son muy duraderos.

– Se pueden lavar:

Cuando nunca has puesto una decoración de este estilo es posible llegar a pensar que con el tiempo se va a dañar porque claro eso no se puede lavar y coge polvo, pero, todo lo contrario. Hoy en día la mayoría de papeles pintados son lavables, lo ideal es pasarles un trapito húmedo, de esta manera eliminamos el polvo y estos lucen como el primer día.

– Su precio:

Si piensas que son muy caros estás totalmente confundido, hoy en día podemos encontrar papeles de este estilo en múltiples precios desde sólo 29€ casi los 6 metros cuadrados hasta precios desorbitados con los que a la mayoría se nos va el presupuesto.

Lo mejor es que busques cual es el perfecto para ti y te fijes un presupuesto para no comprar algo que no te puedas permitir, pero vamos que la mayoría tienen precios muy asequibles, aunque como en todo siempre existen algunos que por sus precios están reservados a gente con mucho dinero.

– Inspiración:

Por último, si te apetece adquirir uno, pero no sabes cómo te quedaría puesto… yo te recomiendo que busques inspiración en páginas como Pinterest, Instagram… encontrarás papales pintados a rayas, con estampados, dibujos… de todo tipo. Podrás ver como otras personas los lucen en sus hogares y ver cuál es el que termina de encajar contigo y con tu hogar.

1 Comentario

  1. Muy buenos consejos, aunque soy partidaria de los murales en vinilo, ya que traen el adhesivo incluido y son más fáciles de colocar. También son mucho más fáciles de lavar y limpiar que un papel.

Responder a Regina Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here