La importancia de elegir un buen edredón

Se acercan los días fríos y es un buen momento para reponer o cambiar la ropa de cama de invierno y evaluar las mejores opciones que nos ofrecen en las tiendas especializadas. Estar bien abrigados durante la noche es tan importante como hacerlo de día. Los edredones nórdicos nos ayudan a dormir cómodos y plácidos sin sufrir de frío. Hoy te brindaremos algunos aspectos que deberías tener en cuenta la hora de elegir el mejor edredón nórdico.

Uno de los aspectos más importantes es el poder aislante. El edredón debe evitar la entrada de frío y ayudar a guardar el calor, por eso deberemos evaluar el poder aislante. Esto dependerá de la cantidad y la calidad del relleno.

Relleno del edredón

Existen diferentes materiales, entre ellos diferenciaremos dos grandes grupos: los edredones de relleno natural y los edredones de relleno sintético.

Los rellenos naturales más frecuentes son de plumón natural o de pluma. Ayudan a tener un excelente aislado térmico, absorber la humedad y evitar que el calor se disperse. Son los más caros y su cuidado es más complicado, además pueden provocar alergias.

En el caso de los rellenos sintéticos encontramos muy buenas opciones. Se caracterizan por imitar al plumón natural y pueden ser de microfibras, fibras de poliéster o fibras convencionales. Son más fáciles de limpiar, pudiendo usar la lavadora y son ideales para las personas alérgicas. Sin lugar a dudas son una muy buena alternativa a la hora de elegir ropa de cama para el invierno.

Otro aspecto necesario que se debe tener en cuenta es la confección del edredón. Lo ideal es que en la confección se divida el interior, así las cámaras de aire estarán repartidas. Las cámaras de aire hacen que el relleno se reparta de manera equilibrada por todo el edredón y no queden zonas vacías.

¿Qué es el gramaje de un edredón nórdico?

El gramaje es la capacidad calorífica que aportan los edredones. Cuanto mayor gramaje tenga mayor será el calor que aporte. No necesariamente el gramaje se relaciona a la calidad, solo es un indicador del calor. Para evaluar el gramaje ideal se tiene que considerar la temperatura corporal, la temperatura del ambiente y la temperatura de la habitación. Las personas más calurosas deberán elegir un edredón con un gramaje más bajo.

Las opciones más ligeras son de 100 gr por metro cuadrado, una opinión ideal para las temperaturas que van desde los 18º a los 24º C. Los intermedios, de 250 a 300 gramos están pensados para hogares cuya temperatura ronde los 12º a los 18 C°. Los edredones de mayor gramaje, de hasta 500 gr por metro cuadrado, son para ambientes sin calefacción o personas muy friolentas.

Tengamos presente que ante el mismo gramaje un relleno de tipo sintético será más pesado que un edredón de relleno natural.

Tamaño del edredón

Además de considerar el tamaño de la cama o sommier se tienen en cuenta otros aspectos para elegir el mejor edredón nórdico. Si eres de las personas que se mueven mucho por la noche lo ideal es pensar en un edredón de gran tamaño, así te garantizarás estar tapado toda la noche.

Cuidados de los edredones

Para que el edredón dure la mayor cantidad de tiempo posible existen algunos consejos que podemos tener en cuenta. Siempre que se pueda ventilar los ambientes por la mañana por unos minutos. Lavarlos de manera periódica en una lavadora que tenga al menos 6 kilos de capacidad. Usar productos para el lavado que sean pensados para materiales delicados y suaves. Siempre seguir las indicaciones presentes en las etiquetas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here