Muebles para DECORACIÓN ESTILO INDUSTRIAL

0

SI estás pensando en realizar una decoración de tipo industrial en tu vivienda u oficina, este post te ayudará a seleccionar entre algunas de las múltiples opciones en muebles. El estilo industrial trabaja con el metal y la madera, así como piezas que nos transportan a la ciudad de Nueva York de la década de 1950, cuando este estilo empezó a dar sus primeros pasos.

El proceso de creación del estilo industrial llegó con un momento de desindustrialización propio de la ciudad en esa época, donde pasó de ser un gran centro fabril a una ciudad cosmopolita y turística, donde los servicios, la tecnología y una forma de economía financiera dejaría de lado la era de producción. El abandono de las fábricas, que se trasladaban a otras partes de Estados Unidos o incluso a otros países, generó que jóvenes llegarán, las ocuparán y las convirtieran en sus viviendas. Hoy replicamos el estilo industrial en nuestras casas u oficinas, y con los muebles que te recomendaremos podrás logar un estilo de calidad y buen gusto.

Mesas y sillas de estilo industrial

Los materiales principales que forman parte de este estilo decorativo incluyen el hormigón, el hierro, el cuero y la madera sin tratamiento. Los acabados naturales son la regla para este estilo crudo, con colores que abundan en la gama del gris, el beige, el blanco y el negro. Nada de estampados ni barnices.

Las mesas auxiliares y la utilización de muebles de cocina con ruedas ayudan a darle practicidad a espacios donde se realizan reuniones sociales o cenas familiares. Los clásicos bancos industriales ayudan a solucionar el problema de no tener sillas suficientes. Puedes sentar a más de una persona en un mismo mueble y quedan perfectos con este estilo.

La mesa suele ser alta, y se acompaña con bancos o taburetes. La idea de la mesa industrial es que esté construida en materiales nobles y resistentes. Además se valora mucho que los muebles tengan acabado manual.

En cuanto a sillones, puedes optar por alternativas de acero fino o metal remachado. Los sofás de cuero también son muy recomendables y quedan bien, siempre en colores oscuros y nada demasiado llamativo. El estilo industrial busca destacar por la crudeza y el trabajo únicamente en la comodidad, antes que en una estética deslumbrante. Es un estilo muy propio de talleres y hogares donde se vive el día a día de manera intensa, pero con momentos de relax para recuperar energías y encarar cada desafío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here