Vintage, cuando lo viejo es lo nuevo

Para la decoración siempre es bueno continuar innovando en tendencias. El vintage es una de esas estrellas de la deco que siempre esta renovándose y se mantienen en el estilo de moda constantemente. No se trata de convertir tus espacios en una baulera de recuerdos y herencias familiares, sino de sumarte a una tendencia que avanza en decoración: el estilo vintage. Compartimos algunas claves para darle calidez y buena onda a tu hogar. Descontracturado y sensible, la decoración vintage se impone por su gran versatilidad. Cómo integrarla a tus espacios para crear un agradable ambiente retro.

El estilo vintage, inspirado en la primera mitad del siglo XX, es elegante y de aire romántico. Busca recuperar y dar una nueva vida a piezas antiguas o con diseños de décadas pasadas, combinándolas con elementos modernos de, en general, corte clásico. Mucha gente se confunde este estilo con el Shabby Chic, pero es importante distinguirlos porque tienen cosas en común pero, también, diferencias bien marcadas. Mientras que el vintage se compone de piezas originales fabricadas en los años 20, 30 o 40, el estilo retro usa muebles y accesorios fabricados actualmente pero con un diseño basado en tiempos anteriores. Por ejemplo, una heladera fabricada en los años 50 y recuperada es vintage. Si fue diseñada con el estilo de los años 50 pero fabricada en estos últimos años, es retro.

El secreto esta en los pequeños detalles vintage que dan personalidadal espacio. Las mesitas de noche y sus complementos son sencillamente ideales para permitirte un toque vintage de lo más elegante. A esta mesa restaurada no le falta detalle, y aunque está repleta de detalles decorativos, todavía puedes dejar tu móvil o el libro que estés leyendo antes de ir a dormir. Además, los objetos de inspiración vintage pueden darle la personalidad necesaria a una estancia si, además de acertados, resultan sorprendentes. Es lo que ocurre con esta lámpara retro en esta cocina, que a pesar de no parecer su lugar natural, se convierte en una pieza tan adecuada como inesperada.

Los muebles vintage quedan preciosos, sobre todo en colores claros. Puedes usar sillas, sofás, sillones, mesas o armarios de tipo provenzal, del estilo denominado “Luis XV”, que evocan un ambiente noble y majestuoso. En general, son objetos de diseños tradicionales y señoriales con formas curvas y onduladas, que realzan por sí solos cualquier espacio.

Poner un banco de hierro y cuero en la entrada o vestíbulo es una buena opción. Allí mismo puedes completar la decoración con un reloj analógico de pared y combinarlo con canastas de mimbre para guardar cosas. Imprimirá en tu casa un espíritu de mediados del siglo desde el mismo momento en que se ingresa.
Ten presente que las telas de muebles y cortinas son las vedettes de la decoración vintage. Por lo tanto, intenta agregar más telas a tus habitaciones y el efecto estará garantizado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here