Cómo Cuidar los Suelos de Parquet

Cómo Cuidar los Suelos de Parquet

Los suelos de parquet siguen siendo los habituales en muchas zonas de la casa como el salón o los dormitorios. Una opción que se basa, principalmente, en la agradable comodidad de tener suelos de madera y poder caminar descalzo sin riesgo de un resfriado. Sin embargo, en el lado negativo de la balanza, conviene puntualizar que este tipo de suelo también es muy vulnerable ante las pisadas diarias. Por ejemplo, se deteriora fácilmente cuando se camina sobre él con el calzado de la calle.

Tipos  de suelos

En este sector también existen distintos tipos de suelo, por tanto, puedes valorar algunas alternativas que tal vez, sean más prácticas. El laminado es un tipo de suelo que imita el agradable efecto de la madera pero sin serlo.

Otra alternativa habitual es la del parquet cerámico compuesto por baldosas que también tienen un aspecto muy similar al del parquet. El valor añadido que ofrece este tipo de baldosa es su fácil limpieza.

Para cuidar el suelo de parquet puedes colocar un felpudo en la zona externa a tu domicilio y también, otra alfombra interior puesto que el recibidor es la zona de la casa que más se resiente al ser un lugar de paso.

Cómo proteger el parquet

Conviene tener especial cuidado en los días de lluvia cuando los zapatos están llenos de barro. En ese caso, quítate los zapatos nada más llegar a casa y camina descalzo desde la puerta si no tienes el zapatero en el recibidor.

Utiliza un aspirador para recoger en profundidad el polvo que se puede acumular en el suelo. También puedes utilizar una mopa especial para la limpieza del parquet. Conviene tener cuidado con la elección del tipo de escoba porque en ocasiones, puede producir el efecto similar al de una lija sobre el suelo.

Además, también conviene puntualizar que la luz del sol también puede producir un efecto decoloración sobre el suelo del parquet. Por esta razón, es conveniente tener las cortinas cerradas en las horas del día de más exposición en la vivienda.

Además, para evitar daño en los suelos también puedes reforzar la protección de los muebles de arrastre y de las sillas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies