Cómo elegir los colores adecuados para pintar una casa

Los colores dicen mucho de la personalidad, por eso, debes escogerlos teniendo en cuenta como se es y el tipo de ambiente que quieres crear en tu hogar. Estamos acostumbrados a vivir en hogares pintados con colores como el blanco, el amarillo pálido o como mucho un tímido azul. Son pocas las personas que se arriesgan a pintar con colores más atrevidos que puedan darle al hogar un aire diferente y original. A la hora de pintar casi todo el mundo se inclina por el blanco.

Al representar un color puro es perfecto para armonizar sobre todo cuando el mobiliario está formado por estilos diferentes y, sin embargo, es el color más impersonal. Aquí van algunas pistas para conocer la influencia que ejercen los colores en tu bienestar emocional.

EL ROJO: Es pasión y emoción. El ambiente que transmite es ideal para estancias como el comedor o la biblioteca porque se asocia con lugares de mucha actividad y fomenta la creatividad.

EL NARANJA: Atrae la vista, estimula la conversación y fomenta la sociabilidad. Por eso, es ideal para aquellas estancias en las que se producen más interacciones sociales como el salón o el comedor.

EL AMARILLO: Luz y optimismo. Es excelente para llevar la alegría a cualquier ambiente estimulando la capacidad intelectual y elevando el ánimo.

EL AZUL: Es el color prefecto para conciliar el sueño y relajarse. La sensación de limpieza que aporta hace que se adapte perfectamente a espacios como el baño o la cocina donde se busca sobre todo sensación de orden.

EL VERDE: Es el color de la naturaleza, trasmite seguridad y anima al crecimiento emocional. Está indicado para habitaciones de adolescentes que necesitan reafirmar su identidad o para motivarse ante la consecución de un reto.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*