Decoración minimalista con toque japonés.

Basado en las enseñanzas zen, una rama del budismo, el minimalismo japonés se traduce en plena simplicidad y armonía, principios que también persiguen la filosofía zen. A tal efecto, el minimalismo japonés, concibe la casa como un espacio que queda integrado en la naturaleza y no separada de ella como ocurre en la cultura occidental.

Pero, pese a que las casas tradicionales japonesas son de construcción ligera, silenciosa y relativamente frágiles, lo cierto es que esto no es un impedimento a la hora de aplicar las tendencias del zen, ya que este prefiere centrarse en la funcionalidad de la vivienda.

Por ello, es bastante habitual encontrar una serie de elementos muy comunes y característicos en las construcciones japonesas. La sencillez a la par que la funcionalidad que estos elementos tienen, los convierten en candidatos ideales para la creación de ambientes minimalistas con grandes toques japoneses.

A tal efecto, las pantallas corredizas, que a su vez actúan de paredes, confeccionadas en sobre estructuras finas de madera o bambú con papel traslucido son una buena elección a la hora de decorar nuestra vivienda ya que cumplen una doble función, ahorrándose el espacio que barre las puertas habituales.

También el uso de tatamis, parkes o suelos con tapiz acolchados, por los que se puede caminar descalzo, son también habituales elementos en el minimalismo y que ayudaran al aislamiento térmico de nuestra casa.

Si lo que se quiere es conseguir maximizar el estilo japonés en nuestra vivienda, no puede faltar un brasero portátil con el que conseguiremos dar calor y en el que podremos cocinar en caso de necesidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*