Secretos de la decoración nórdica

Secretos de la decoración nórdica

Existen algunos puntos claves si quieres tener una decoración nórdica o escandinava con éxito. A continuación hablaremos de algunos de ellos.

Un punto clave dentro de este estilo es la luz y la iluminación Los ambientes deben estar muy bien iluminados de manera natural. Gracias a los colores que se vayan a elegir se podrá multiplicar la claridad, por eso nada de telas muy densas en las cortinas. Lo más común es ver las ventanas y ventanales sin cortinas. Tampoco es normal ver tonos oscuros en otras superficies como en los muebles, paredes y suelos.

El blanco como protagonista

El color más importante dentro de este estilo decorativo es el blanco. Lo veremos en las paredes, muebles, accesorios, incluso en el suelo. Es un tono del que se hace uso y abuso sin dudar. Los toques de color solo van en ciertos complementos, los textiles, cuadros y mínimos detalles. Una de las combinaciones más frecuentes es el blanco como color principal y el negro como complementario.

Disfruta de la calidez de la madera

La madera se puede usar no solo en muebles, paredes y suelos, además en otros complementos y accesorios. Dentro de las maderas siempre se trata de pensar en las más claras como el abedul y el haya. Recordemos que todo lo que se coloque en la decoración nórdica está pensado para atraer la luz a los ambientes y crear espacios cálidos y confortables.

La funcionalidad de los muebles

Los muebles deberán tener líneas depuradas, rectas, que se combinan con curvas suaves con aspecto orgánico. El estilo tiene muchos aspectos en común con el minimalismo. El objetivo siempre será crear espacios claros y espaciosos. Se usan pocas cosas, pero todas ellas con un sentido.

Si bien la madera es el material más usado en la decoración escandinava o nórdica se la puede combinar con otros materiales para darle un toque personal y vivaz.

Totalmente natural

La naturaleza se impone en este estilo, y los tejidos que se vayan a emplear como complementos no tendrán que ser la excepción. Los textiles preferidos son la lana, el algodón y el lino.

Si bien la decoración nórdica es muy sobria se pueden llegar a ver algunos estampados para darle ese toque atrevido que vale la pena en todo estilo. Se puede combinar el blanco con una paleta de colores que sea poco saturada, como los pasteles.

Foto | Pixabay

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*