Cómo Prevenir la Carcoma en los Muebles de Madera

Los muebles de madera son vulnerables ante el efecto de la carcoma. Por esta razón, es muy importante adoptar algunas medidas útiles para prevenir este posible daño en los muebles. En primer lugar, es muy recomendable que tengas cuidado antes de meter un elemento externo en tu casa si no tienes medios de conocer cuál es el estado de esta madera. Este es el caso, por ejemplo, de un mueble de segunda mano o incluso, de un mueble que has encontrado en la calle. Otra medida práctica es la de barnizar el mueble puesto que esta capa de barniz hace que sea más difícil que la carcoma afecte a la superficie del producto.

Cómo Prevenir la Carcoma en los Muebles de Madera

Consejos para prevenir la carcoma

Es muy importante que protejas, en la medida de lo posible, los muebles del contacto con espacios húmedos. Además, observa la apariencia exterior del mueble, fijándote especialmente en posibles agujeritos pequeños que pueden ser síntoma de carcoma. Si notas cualquier posible inicio de carcoma en el mueble, contrata un tratamiento profesional en lugar de un tratamiento casero porque en muchos casos, lo barato sale caro. Y además, porque un profesional competente puede hacer un diagnóstico de cuáles son las zonas dañadas.

La madera es un material estético y cálido para el hogar, sin embargo, no debes fijarte únicamente en el plano estético sino también, en el tratamiento necesario para el cuidado del hogar.

Puesto que la madera también es vulnerable ante el efecto de agentes ambientales externos, por ejemplo, el sol puede quemar la madera de las ventanas quitando color al producto, la lluvia y el viento también puede producir filtraciones de agua. Por tanto, el mejor modo de prevenir las termitas es invertir en un buen mantenimiento del hogar.

Una casa puede ser vulnerable ante el efecto de la carcoma tanto si se trata de una vivienda de segunda mano como si es una edificación de nueva construcción. Si identificas carcoma en uno de los muebles es muy importante que lo retires de la vivienda para evitar el contagio a otras zonas dañadas.

Todos los días, adopta el hábito de ventilar la casa, puesto que es muy importante que se renueve el aire en el interior de la estancia. Este gesto sencillo de abrir las ventanas para airear la casa también es vital para prevenir la carcoma. Restaurar un mueble ante el menor indicio de daño, es una buena inversión para potenciar la salud del mobiliario de la casa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*