Casas antiguas. Reparación de puertas que no cierran

Casas antiguas. Reparación de puertas que no cierran.Los amantes de las antiguas construcciones de techos altos, habitaciones amplias y pesadas puertas de ventanales saben que a pesar del reciclado inicial, las casas antiguas, requieren de reformas de mantenimiento asiduas. Una de las situaciones que suelen presentarse es que con el paso del tiempo las puertas interiores o exteriores comiencen a no cerrar.

Cuando se revisan las cerraduras y pestillos, la causa principal para que la puerta de una casa no cierre suele ser el movimiento del material con que está construida. Muchas veces la humedad del suelo y el paso del tiempo, hace que las paredes cedan o realicen un movimiento imperceptible que con los años puede transformarse en una dificultad.

Como accionar

Como primera medida hay que evaluar si al querer cerrar la puerta ésta queda por fuera del marco. Si es así, y la puerta y el marco de la misma, está en buenas condiciones, a través de una reforma simple podrá recuperar la comodidad y ahorrar dinero en reparaciones.

Los pasos a seguir son en primer lugar retirar la puerta del marco. Luego, observar cuál es el lado de la pared que ha cedido en su movimiento y picar el marco de ese lado, o de ambos de ser necesario. Al despegar el marco del cemento podrá volver a medir y buscar reparar el defecto con una simple mezcla de cemento y arena.

Volver a colocar la puerta antes de que el cemento seque por si hay que realizar correcciones. Realizar las terminaciones y mantener la puerta cerrada por tres días, hasta que la construcción esté firme. Si se tratara de la única puerta de acceso puede colocar en la parte superior y en la inferior palos o bastones contenedores del marco para permitir igual el movimiento de apertura hasta que esté seco el trabajo.

Finalmente podrá habilitar la puerta a los tres días y solo restará reconstituir la pintura y dar la terminación prolija que el ambiente requiera. De esta manera podrá solucionar pequeñas reparaciones en el hogar y seguir disfrutando de la decoración de su casa antigua sin invertir en grandes reformas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*