Consejos para Hacer una Reforma y Vivir para Contarlo

consejos al hacer reformas
Consejos que debes seguir a la hora de hacer reformas en casa.

Todos queremos tener una casa bonita y a nuestro gusto y cuando compramos una vivienda de segunda mano las ideas no paran de llegar, pero claro… detrás de esas ideas están las temidas obras. Sí, el resultado “suele” ser genial pero el miedo a ruidos, suciedad y problemas en sí hace a veces que vayamos retrasando el momento de hacer una reforma integral.

Pues bien, hoy queremos darte unos consejos de cómo hacer una reforma y vivir para contarlo, por si quieres compartir tu experiencia y que no sea un mito:

  1. Elige bien la empresa de reforma integral: esto es lo principal. A veces una mala experiencia puede suponer que nunca más quieras volver a hacer obras o que tengas una mala imagen de este sector pero nada más lejos de la realidad. Para elegir bien lo primero que debes hacer es informarte. Busca opiniones, referencias… gracias a internet eso se ha simplificado bastante así que no tienes excusa.
  2. Trámites legales: no puedes hacer una obra sin más, hay una serie de trámites legales que debes tener en cuenta. En muchos casos será la propia empresa de reformas la que te los gestione pero por si acaso es importante que conozcas qué papeles debes tener en regla:
  • Para reformas que se refieran a acabados del hogar como pintar o alicatar, solo necesitarás un permiso de carácter informativo.
  • Si vas a modificar la distribución del piso (pasar de dos a tres dormitorios, cambiar la cocina de lugar…) necesitarás la aprobación del ayuntamiento mediante una licencia de obras menor.
  • Si tu reforma afectará un elemento estructural, como una viga o un pilar, no solo necesitarás un arquitecto sino una licenciada de obra mayor y ya que los elementos pertenecen a la comunidad de vecinos deberás además pedir permiso a ésta.
  • Si quieres hacer un cerramiento, de una terraza por ejemplo, tendrás que tener en cuenta la normativa urbanística vigente, pedir una licencia de obra mayor y en muchos casos consultar a tus propios vecinos por temas de estética.
  1. Trámites de convivencia: estos se refieren al respeto al resto por tus vecinos. Comunícales que estás de obras y protege las zonas comunes para que no se dañen ni manchen excesivamente, pero lo más importante, respeta los horarios para hacer tu obra que serán de 8 a 21 horas.
  2. Protege tus muebles: son los que más sufren y aunque del polvo será imposible protegerles, al menos hazlo de los arañazos o golpes imprevistos. Puedes utilizar papel de burbujas por ejemplo.
  3. Ten paciencia, aunque tengas un plazo prefijado de finalización, siempre habrá retrasos así que paciencia y positivismo.

Esperamos que estos consejos os sirvan para hacer más llevadora una reforma y por supuesto animaros a una segunda.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*