Consejos para ELEGIR UN CHAISELONGUE

Los sofás Chaiselongue son un tipo de mueble muy particular, cómodos, elegantes y de múltiples medidas. Son una excelente opción a la hora de darle un toque de distinción a tu sala de estar o estudio. Existen diferentes diseños, los más comunes compuestos por dos plazas y una tercera con la parte larga. Sin embargo, también existen algunas medidas estándar para aquellos que no optan por los Chaiselongue personalizados.

¿Estás buscando un sofá Chaiselongue para tu hogar? Puedes entrar en mobel6000.com donde encontrarás una amplia variedad de modelos y estilos para elegir el más apropiado para la decoración de tu casa. Pero si todavía no estás convencida, analicemos algunas de las ventajas de este tipo de mobiliario para el descanso en el hogar.

Gracias a su estética elegante, los Chaiselongue son sofás que pueden utilizarse en diferentes espacios. Incluso puedes personalizar el tapizado de acuerdo a la decoración ya instalada en la habitación. También son muy recomendables para habitaciones y estudios por su comodidad, siendo excelentes opciones para trabajar mientras nos sentamos de forma relajada y descansada.

Los Chaiselongue tienen, habitualmente, un formato en L, pero también existen otros con diseño individual donde la parte para apoyar las piernas suele ser prolongada para estirarse. El prototipo individual tiende a ser más económico y es más fácil de encajar entre otro mobiliario.

Este tipo de sofás pueden ser de distintos materiales. Los más habituales son el cuero, las fibras de poliéster y las fibras de poliuretano. El cuero tiende a ser el material más recomendable, por su resistencia y calidad. Sin embargo, es el más costoso.

La decoración de la sala o la habitación con un sofá Chaiselongue tiene como ventaja el carácter de mueble polivalente. Tienen un número de plazas mayor a los sofás tradicionales y favorecen de manera notable el uso de espacios que antes podían ser desperdiciados. El precio es una de las características a tener en cuenta si vamos a pensar en la adquisición de un sofá Chaiselongue. Los más costosos pueden rondar los 800 o 1500 euros, pero también existen modelos de gama media-baja cuyos precios oscilan entre los 400 y los 700 euros.

Coherencia decorativa

El apartado de la coherencia con el resto de la decoración del espacio es fundamental a la hora de elegir un modelo de Chaiselongue. Hay que conocer al detalle el tamaño del recinto, el color a elegir para combinar con suelo y pared y las medidas y estilos para que le den a la habitación en cuestión un estilo acorde.

También es recomendable analizar la ventaja de un Chaiselongue convertible o fijo. Esto dependerá, una vez más, del tamaño y la zona en donde vayamos a ubicar el mueble. Siempre hay opciones que tendrán un mejor resultado, no se trata únicamente de elegir el primer sofá que nos ofrezcan.

Los sofás Chaiselongue en los últimos años se han vuelto una moda, principalmente por su comodidad y funcionalidad. Si estás pensando en agregar uno de estos mobiliarios a tu habitación, sala de estar o escritorio, es fundamental que tengas en cuenta tamaños, colores y funcionalidad para elegir el más apropiado de acuerdo a tus propias necesidades.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*