Consejos de decoración: acondicionar el salón

El salón es una de las habitaciones más importantes de la casa, y su uso dependerá exclusivamente de cada tipo de persona, habiendo quienes optan por utilizarlo como lugar de encuentro, y otros como sala para pasar el rato, comer o incluso como paso a otras zonas de la casa. Lo cierto es que un salón bien distribuido y decorado, puede fácilmente convertirse en el corazón de tu casa y el espacio en donde mayor tiempo pasemos. Hoy exploraremos algunos tips para decoración de salones.

1. Dar un aspecto de amplitud

A diferencia de lo que uno puede pensar, si quieres dar una imagen de salón grande y amplio, debes elegir muebles grandes. Los muebles de tamaño reducido empequeñecen el espacio. Otro buen truco es utilizar maderas amplias y baldosas grandes para conseguir un espacio de salón mucho más grande en el apartado visual.

2. La importancia del color

El color es uno de los grandes factores determinantes en la estética de un salón. La mejor recomendación es optar por una base neutra y calma: el techo blanco, las paredes claras o con tonalidades suaves que sirven para recordar la naturaleza de los muebles principales. Si buscas darle mayor dinamismo a una sala, puedes optar por opciones de decoración como los cojines de colores alegres, lámparas u objetos de diseño.

3. Trucos para el suelo

Las tarimas de roble natural, o buenas imitaciones, son una excelente opción para darle un estilo amplio y cálido a nuestro salón. Los más recomendables son los acabados con matizados en cera, barniz o con un blanqueo ligero, tostado o grisáceo. Para dar una sensación de movimiento, puedes optar por lamas de 20 a 30 centímetros colocadas en espiga y ángulo de 45º.

4. Acertar en la distribución de los elementos

La clave a la hora de decorar el salón de la casa, es acertar con la distribución de los muebles y elementos decorativos. Siempre es recomendable comenzar con la ubicación de los muebles de mayor tamaño, tomando en cuenta las proporciones, la ubicación de las ventanas, radiadores y otros elementos que no se pueden mover. Luego, pasar a detalles más personales, como pueden ser los libros, asientos, o floreros. La clave siempre está en disponer de los elementos de forma que no se agrupen demasiado ni obstruyan el pasaje simple de un lado a otro en el salón. También hay que ser acordes a tu estilo, si es que disfrutas de muchos sillones, sillas, espacios para apoyar cosas o libros.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*