Decoración para casas de verano: Costeras y relajadas pero elegantes

La casa con decoración costera invita al relax, la calma y la comodidad. Resultaría perfecta para unas vacaciones en familia, pero realmente tiene todo lo necesario para ser disfrutada todo el año. El color de base es el blanco y su acompañante por antonomasia, el azul, que se puede utilizar en cualquiera de sus tonos que nos recuerden al mar. Para convertir esta estética en un ambiente más neutral y relajado, combinan a la perfección los tonos terrosos que imiten a la arena de la playa y también los beige y grises claros.

El beach es eco-friendly. Peces, anclas, veleros, caracolas y conchas son motivos clásicos para potenciar el estilo playero en cualquier ambiente, pero también hay otras propuestas decorativas, y son eco. Se trata de recuperar y dar un nuevo uso a materiales marineros. Por ejemplo, prueba a colgar el espejo con una cuerda, en color natural o en blanco.

El driftwood, por ejemplo, se traduce como madera a la deriva, pero en decoración es una técnica DIY para utilizar la madera que devuelve el mar y aparece en la orilla. Con cola, barniz y pintura se pueden hacer infinidad de complementos, como percheros, guirnaldas, jarrones, centros de mesa, marcos de fotos y, también, muebles.

Como se ha comentado anteriormente, esta decoración busca la relajación creando un ambiente similar a cuando estamos de vacaciones en una playa de arena blanca y agua transparente. Evitando recargar nuestro hogar con demasiados objetos. Podemos utilizar la madera en todas sus versiones posibles. Este material aporta un estilo rústico al hogar cuando la utilizamos sin estar tratada. La madera será utilizada en suelos y puedes añadir alfombras hechas de algodón o ratán en tonos crudos o beige.

Otra opción, es recubrir las paredes con madera en tonos blancos, pasteles o neutros, creando mayor luminosidad al espacio decorado, aunque también puedes utilizar vinilos para las paredes. Esto facilita el poder quitarlo una vez queramos cambiar de estilo. Los materiales naturales serán los fundamentales en este tipo de decoración. Para el mobiliario se utiliza sobre todo la madera, bien restaurada o, para un toque más elegante y atemporal, blanqueada.

Para muebles secundarios o auxiliares se puede usar ratán y el cannage, que además es tendencia. Los textiles ideales serán algodón y lino, tanto para cojines como alfombras, ropa de cama, e incluso paños de cocina. Así la estética slow estará presente en cada rincón.

El mobiliario en la decoración costera suele ser de bambú, latón o hierro pintado y fibra es el que abunda en este tipo de decoración costera. Usar lámparas con pies de barro, ventiladores en el techo, sobre todo utilizar objetos de estilo marinero son un must cuando queremos conseguir acercar nuestra casa al mar. Podemos utilizar accesorios como piedras o conchas dentro de jarrones de vidrio, cuadros de temática marina o costera, velas, cojines con estampados en blanco y azul, sofás cómodos e incluso hamacas para darle un ambiente más playero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here