¿Cómo lograr decoración del estilo nórdico en tu casa?

0

El estilo nórdico es uno de los más elegidos hoy en día para la decoración de interiores. Originario de los países más fríos del mundo. Puede ser debido a su elegancia y sencillez que no deja de darle un toque hogareño y precioso a cualquier lugar de tu casa. Hoy te vamos a dar algunos tips para que puedas decorar tu hogar con este estilo.

1. Muchas entradas de luz

Es lo principal en el estilo nórdico: generar la claridad en cada rincón, por lo que quedan tachadas de la lista las telas gruesas en cortinas. De hecho, es habitual ver desnudos los ventanales de las casas de este estilo. Los tonos oscuros en suelos, paredes y muebles, es decir, en superficies grandes, tampoco son habituales.

2. El blanco como tono base

Debe estar presente en paredes, muebles, complementos, e incluso en el suelo, el estilo nórdico hace uso de él en su tono más cálido. Es habitual que convivan con él el beige y el gris. Los toques de color se añaden mediante los complementos, las telas, las lámparas o incluso los cuadros. Una de las combinaciones estrella de la decoración estilo nórdico es el contraste existente entre blanco (el color que debe dominar) y negro (el color secundario).

3. Muebles minimalistas y funcionales

Estos son sencillos y de líneas rectas y depuradas, combinadas con suaves curvas y líneas orgánicas, nada tosco o que llame mucho la atención. De ahí que este estilo tenga puntos de conexión con el minimalismo. El objetivo es lograr un ambiente limpio y espacioso, sin artificios innecesarios que rompan la armonía lograda. Lo práctico se impone a lo estético. Pocas piezas pero con sentido. Los espacios no deben ser necesariamente vacíos, sino que todos logren la armonía característica de este estilo.

4. Lo natural es la clave

Lo natural se impone en la decoración de estilo nórdico, y las telas no son una excepción. El lino, la lana y el algodón nunca faltan en las casas escandinavas, aunque también aparecen las pieles en plaids y almohadas, sobre todo durante los meses de un helado invierno. Lo importante es envolverse de texturas naturales, abrigadas y gustosas que generen la sensación de calidez dentro del hogar.

5. La naturaleza dentro del hogar

Un leitmotiv en las decoraciones nórdicas son las referencias naturales y animales: desde ciervos en cuadros o en cabezas de peluche para decorar las paredes de la habitación de tus hijos, hasta accesorios confeccionados con ramas, piñas u hojas. Y, por supuesto, no pueden faltar ni las plantas ni los ramos, de colores sobrios y que jueguen con el resto de tonos de la casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here