Reformas en casa, CONSIDERACIONES ANTES DE ROMPER

Realizar reformas en casa es una forma de revalorizar los domicilios. Sea redistribuir los muebles, cambiar las ventanas o renovar la cocina, hay diferentes tipos de tareas de reforma y sus alcances, tiempos y requisitos difieren. Te contamos cuáles son algunas de las mejores propuestas de reforma para darle mayor valor a tu casa y evitar que se vaya deteriorando.

Las reformas integrales son intervenciones complejas, modifican la distribución general de una casa e incluyen un cambio de tabiques, agrandar espacios o crear nuevas estancias. Las reformas en cocinas y baños se consideran por separado, porque son más bien actualizaciones del hogar. Por último, hay reformas denominadas “lavado de cara”, donde lo que se hace son cambios de poca envergadura, algún trabajo de pintura o un tabique único que se modifica para darle más espacio pero sin alterar la distribución original de las salas.

¿Qué hay que pensar antes de llevar adelante una reforma?

A la hora de plantearse una reforma en la casa hay diferentes motivos. Algunas veces es por necesidad, otras veces por gusto. Incluso hay veces que deseamos tener un diseño hogareño más actualizado y eso ya es un motivo suficiente para comenzar con los proyectos de una renovación y una reforma de las estancias de la casa.

Cada familia tiene una dinámica diferente y pensará que es más importante un determinado tipo de modificación. El objetivo es adaptar las necesidades y gustos de la familia al tipo de reforma que se plantea realizar.

Datos importantes a saber antes de empezar una reforma

Lo mejor es hacer una lista con las carencias de tu vivienda. ¿Qué te gustaría que haya? ¿Qué extrañas de otra vivienda? ¿Qué te gustaría ganar al realizar un cambio en la distribución? A partir de estas preguntas podrás comenzar el proceso de diseño y realización de reformas en tu hogar. Es importante contactar a los profesionales encargados de las distintas reformas, y tener paciencia para la coordinación de los trabajos. Si tienes un buen jefe de obra te ahorrarás dinero en problemas con los diferentes actores que tienen que intervenir en una reforma.

Por supuesto que tienes que buscar una empresa o profesional de confianza, pero si ya lo tienes, entonces tendrás la primera parte del proyecto lista para seguir adelante. Las reformas requieren paciencia porque a veces hay contratiempos, pero lo más importante es mostrarse siempre optimista y trabajar para obtener los mejores resultados y ver la obra concretada según nuestra idea de obra original.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*