Jardines de invierno para todos los gustos

El jardín de invierno puede aprovecharse de muchas maneras: el sitio de reunión familiar en un mediodía otoñal, ser parte del living como un rincón de naturaleza viva, o, por qué no, transformarse en un tranquilo sector de lectura.Existen diferentes estilos con los que puedes decorar tu jardín. Teniendo esto claro es posible echar mano a pequeños detalles para que este lugar llame la atención.

El jardín necesita de un espacio con techo donde se puedan proteger las plantas, sobre todo aquellas más sensibles que necesitan de mayor cuidado. A la hora de elegir un tipo de techo, la madera es uno de los materiales perfectos porque es atractivo pero muy resistente.Si contamos con poco espacio una buena opción es armar un jardín vertical. Instala en uno de los laterales del jardín de invierno. Puedes hacerlo con pallets reciclado. Escogiendo las plantas adecuadas según la estación, con pocas herramientas y bajo presupuesto podemos generar un rinconcito verde en casa. El jardín de invierno puede ubicarse en un ambiente en sí mismo, o, en el caso de departamentos, puede incluso armarse en un balcón cerrado con vidrio templado.

Si la idea es montar el jardín de invierno dentro de un ambiente preexistente de la casa, seguramente junto a un ventanal. Podemos colgar macetas desde el techo, con cadenas o cordeles de diferentes formas y montar estanterías flotantes en paredes. También podemos utilizar cajones de verdulería, mesitas ratonas restauradas o troncos para apoyar las macetas. Se trata de usar la imaginación y aprovechar los elementos con los que ya contamos para crear un espacio singular. Otra forma de tener un patio atractivo es con una mini terraza con revestimiento de piedra, el cual es muy duradero y resistente. De esta manera, podrás tener un espacio especialmente construido para instalar un pequeño juego de comedor o living. No necesita mucho cuidado y es ideal para pequeños patios.

Si contamos con un ventanal grande o claraboya, podemos aprovechar ese sector que recibirá abundante luz. Lo ideal es armar ahí nuestro jardín de invierno. Si las ventanas tienen antepechos se pueden aprovechar para colocar en ese sector algunas macetas para dar un marco vivo a la abertura.Otra de las formas en que puedes decorar tu patio es instalando un quincho de madera. Obviamente estamos ante una solución que no sólo se verá muy linda, sino que también será un aporte para tu jardín y tu vida, porque podrás realizar todo tipo de reuniones sin el temor de no tener el espacio adecuado. En términos simples, el precio de un jardín de invierno moderno dependerá de sus dimensiones. Variará dependiendo del tipo de material que uses, el tamaño y el tipo de diseño interior que elijas. Escogiendo las plantas adecuadas según la estación y muebles que vayan acorde al espacio no muy caros, con pocas herramientas y bajo presupuesto podemos generar un rinconcito verde en casa, que a veces tanta falta nos hace.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here